Alberca Olímpica Universitaria

Alberca Olímpica UniversitariaAbrió por primera vez sus puertas en 1954, para recibir las competencias de natación de los VII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe. Un año después fue escenario de las competencias acuáticas de los II Juegos Deportivos Panamericanos. En 1968, fue escenario de los Juegos Olímpicos en las eliminatorias de polo acuático, y sirvió como lugar de entrenamiento para nadadores y clavadistas de diversos países. Así inició la historia de esta alberca: es la más grande del mundo y está enclavada en el campus de Ciudad Universitaria.

Con más de medio siglo de servicio, es un orgulloso recinto universitario de usos múltiples, dividido en varias secciones: alberca de competencias de natación; fosa de clavados, con trampolines desde un metro hasta la plataforma de diez; zona para polo acuático; áreas de uso recreativo; canchas donde se practican diversos deportes (basquetbol, voleibol); además de una amplia franja verde. Tiene también dos tribunas para poco más de 6 mil espectadores, ventanillas de observación para jueces y cámaras de TV en la fosa de clavados. La temperatura de sus 6.5 millones de litros de agua se mantiene entres los 27 y 28 grados centígrados.

Alberca Olímpica UniversitariaUn estudioso del “miedo a nadar” es el doctor Ismael Zurita y Serrano, quien comenta lo importante que es saber “volar en el agua”. Es un seguro de vida, dice, y argumenta que al momento de perder el miedo al agua, niños y adultos adquieren mayor autoestima. En relación con el programa de natación, Aprende a nadar que desde hace años se realiza en CU entre la comunidad universitaria, asegura que cientos de miles de personas, gracias a la alberca de Ciudad Universitaria, han adquirido ese seguro de vida.

En marzo de 2006 se celebró en la Alberca Olímpica Universitaria la Copa Puma Torneo Internacional, para conmemorar los 52 años de la alberca. Y el 14 abril del 2005 inició el Torneo pre Mundial de las Américas 2005.

Algunas de las figuras acuáticas y de clavados que se han zambullido y braceado en las aguas de la Alberca Olímpica Universitaria son Joaquín Capilla, ganador de cuatro medallas en Juegos Olímpicos: Londres, 1948, bronce en plataforma de 10 m; Helsinki, 1952, plata en plataforma de 10 m; Melbourne, 1956, oro en plataforma de 10 m y bronce en trampolín de 3 m; Maximiliano Aguilar, seleccionado de nuestro país en los Juegos Olímpicos de México, 1968; Munich, 1972 y Montreal, 1976; Jorge Escalante Larrauri: Roma, 1960; Juan Alanís Guerrero: Tokio, 1964, y México, 1968; Norma Baraldi: Montreal, 1976; Gustavo Lozano: Montreal, 1976; Margarita Escalante, campeona nacional y universitaria en 100 m pecho; Arturo Xicoténcatl, campeón nacional en los 800 m y subcampeón en los 200 m mariposa y muchos más.

Mantenimiento Credencial Aprende a nadar